El técnico portugués André Villas-Boas anunció este martes que presentó la renuncia como DT del Olympique de Marsella al no estar de acuerdo con la política deportiva del club, mientras que la dirección señaló que lo aparta del grupo y no descarta tomar medidas contra él.

"He presentado mi dimisión a la dirección, todavía no tengo respuesta", aseguró el técnico en la rueda de prensa previa al partido liguero que este miércoles disputará el Marsella contra el Lens.

Minutos más tarde, el club afirmó que el entrenador fue apartado de su cargo "por actitudes que dañan gravemente a la institución" y anunció "eventuales sanciones tras un procedimiento disciplinario".

Villas-Boas, que llegó al Marsella a principios de la pasada temporada de la mano del entonces director deportivo, el español Andoni Zubizarreta, criticó la actuación del club durante el reciente mercado invernal, contraria a sus deseos como técnico.

Olympique de Marseille on Twitter

 

"No quiero nada del Marsella, no quiero dinero. Solo quiero irme por mis discrepancias con la política deportiva. Es una pena llegar a esto", aseguró el entrenador, que confesó haberse opuesto a la llegada de Olivier Ntcham, procedente del Celtic de Glasgow.

"Es una decisión que se tomó sin mi consentimiento, me enteré esta mañana al leer el diario. Es un jugador que dije que no quería, no estaba en mi lista", señaló el técnico, quien dijo que también le informaron muy tarde de la salida de Nemanja Radonjic.

Villas-Boas se mostró dispuesto a sentarse incluso en el banco contra el Lens, pero el club decidió apartarlo. El técnico desvinculó su renuncia de los incidentes protagonizados el pasado sábado por los ultras en la ciudad deportiva del club que motivaron la postergación del duelo previsto contra Rennes.

Tras haber clasificado al equipo para la Champions League en su primera campaña, los resultados fueron mediocres en la segunda, eliminado de la competición europea en la fase de grupos y noveno en la tabla a 16 puntos del líder en la Ligue 1.

"Esos resultados son culpa mía, pero no puedo decir lo mismo de otras cosas. Estoy muy enfadado, ni en mis peores pesadillas esperaba estar en esta situación. Cuatro derrotas consecutivas, no me había pasado en mi carrera. Quiero salir de esto. Tengo una relación de amor con el Marsella, con Francia. Quiero cambiar la situación", aseguró.