El seleccionador brasileño, Adenor Leonardo Bacchi "Tite", optó por deshacerse en elogios para Neymar, pese que no convirtió en la goleada por 5-0 ante Bolivia en el inicio de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Qatar... y eligió un extraño paralelismo el cuento de "Los tres chanchitos".

"Lo importante es que hizo un gran partido. ¿Me hubiera gustado que hubiera marcado gol? Sí, pero en asistencias contribuyó bastante", dijo el técnico de la Canarinha en la conferencia de prensa del estadio Neo Química Arena de Sao Paulo.

El delantero del París Saint-Germain, que fue duda hasta última hora por unos dolores en la región lumbar, estuvo errático en la definición ante el combinado boliviano.

Tite minimizó la sequía goleadora de su mejor pupilo y prefirió destacar "el espíritu de equipo", la "solidaridad" y la "responsabilidad de todos" a la hora de agarrar la pelota y "crear;  el fútbol es colectivo"

"No podemos estar sufriendo sustos a todas horas porque eso genera inseguridad. Los tres chanchitos tenían tres casas. Y tenían que ser de ladrillo y fuertes, no podían ser de paja y madera", dijo el seleccionador que utilizó este cuento en plena conferencia.

Brasil volverá a jugar este martes ante Perú, en Lima, en la segunda jornada de las eliminatorias suramericanas del Mundial de Qatar, que ya lidera con tres puntos, los mismos que Colombia, Uruguay y Argentina