Tarda en llegar, y al final, hay recompensa. Así cantaba Gustavo Cerati en "Zona de Promesas" y bien le cabe eso a los clubes argentinos que, recién hoy, fueron declarados por la FIFA como campeones del "Mundial de Clubes" y, por lo tanto, del mundo. 

Claro, hasta 2004, la copa internacional entre clubes era la Intercontinental. El ganador de ese torneo era considerado campeón intercontinental, únicamente. Pese a que en Argentina siempre se los denominó "campeones mundiales". Eso, en los papeles no era así. Hasta hoy.

La CONMEBOL, a través de Alejandro Domínguez, su presidente, le pidió a la FIFA, en una carta que se dirigió a Gianni Infantino, que considerará campeones del Mundo y ganadores del Mundial de Clubes a los equipos sudamericanos que habían ganado el trofeo entre 1960 y 2004. Entre los reconocidos hay seis equipos argentinos, Peñarol y Nacional, de Uruguay y Santos, San Pablo, Gremio y Flamengo, de Brasil y Olimpia, de Paraguay.

Entre los elencos argentinos, la FIFA reconoció como campeones del mundo a Boca (1977, 2000 y 2003), Independiente (1973 y 1984), Estudiantes (1968), Racing (1966), River (1986) y Vélez (1994).

Hasta ahora, ningún equipo argentino logró ganar el Mundial de Clubes, pero Boca (2007), Estudiantes (2009), San Lorenzo (2014) y River (2015) sí se consagraron subcampeones del mismo. El 'Xeneize' cayó ante el Milan, el 'Pincha' y el 'Millo' ante el Barcelona y el Real Madrid amargó al 'Ciclón'.

Este año, Lanús o River tendrán la chance de jugar la final de América, casi seguro ante Gremio para ganar la Libertadores. Así lograrán el derecho a enfrentar al Pachuca, el próximo 12 de diciembre en la semi del Mundial de Clubes y ver si consiguen llegar a la final, dónde otra vez esperará, casi con seguridad, el poderoso Real Madrid. 

Esta es la misiva que envío CONMEBOL, a fin de lograr estos reconocimientos

Carta de CONMEBOL a FIFA, por la "Copa Intercontinental de Clubes" by Doble Amarilla on Scribd

Repaso de los equipos campeones
 

Campeones Sudamericanos de La Intercontinental by Doble Amarilla on Scribd