Cuatro veces campeón del Mundo, desde 1958 que no se quedaba afuera de un Mundial y con una de las prensas más exigentes y despiadadas del mundo. Está claro que las redacciones, a lo largo y a lo ancho de toda Italia son una carnicería y que la carne la ponen Giampietro Ventura y sus jugadores.

El único que se salve es Gigi Buffón, que le dice adiós a la Selección de esta triste manera, impropia de una carrera brillante. Sin embargo, es de los rostros que más se repiten en las portadas de las páginas web de los diarios italianos. 

Mirá un repaso por todas las tapas de la tragedia moderna de la "Azurra".