(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este sábado por la mañana, con la presencia de glorias del fútbol italiano como Altobelli, Conti, Oriali, Baresi, Baggio y Paolo Maldini, se despidió a Paolo Rossi. Fue en un funeral desarrollado en Vicenza y que juntó a la generación campeona del Mundial 1982, a hinchas y a familiares en la Catedral de la ciudad norteña de Italia.

Además de una emotiva ceremonia que contó con palabras del obispo Pierangelo Ruaro para homenajear al ex jugador, fallecido el pasado miércoles tras una larga lucha contra el cáncer de pulmón, fanáticos restringidos al límite de cuadras cantaron coros en su memoria. "Pablito, Pablito" y "Paolo, Paolo", se escuchó en Vicenza, de acuerdo a lo consignado por los medios locales.

El adiós definitivo de Paolo Rossi será el domingo en Perugia. Su cuerpo será incinerado en una ceremonia privada, con familiares y miembros del club que defendió entre 1978 y 1981, después de su salida de Vicenza Calcio y antes de ir a Juventus.