(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La Confederación Sudamericana de Fútbol confirmó, mediante un comunicado oficial, que la Copa Libertadores Femenina se podrá realizar normalmente desde el 11 al 27 de octubre en Ecuador pese a los problemas políticos que sufre el país.

En el texto de la CONMEBOL, afirman que, si bien están en permanente contacto con los organizadores del torneo, la "Federación Ecuatoriana de Fútbol está comprometida con la seguridad del torneo, garantizando así la integridad de las jugadoras, oficiales, espectadores, etc.". Es por esto que "la realización del torneo se mantiene según la programación inicial".

Son 16 los equipos que participarán del certamen continental. Entre ellos, destaca la participación de UAI Urquiza, actual campeón del torneo argentino.

 

 

En estos últimos días, la Confederación Nacional de Entidades Indígenas (Conaie), se convirtió en un actor protagonista que desestabilizó la presidencia de Lenín Moreno. En las elecciones de 2017, la agrupación decidió no apoyar a Moreno y a Alianza País, el partido creado por Rafael Correa y que se suponía era la continuidad del proceso iniciado en 2007. 

Durante estos dos años y tras la ruptura de relación entre Moreno y Correa, la organización indígena criticó duramente las políticas de gobierno. En tanto, actualmente se desarrollan manifestaciones violentas y sin control en las calles de Quito. Los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes, con piedras palos y bombas lacrimógenas se agravaron con ataques a empresas e instituciones públicas. 

Las movilizaciones contra Lenín Moreno por parte de la Conaie se dan en el marco de la negativa ante el "paquetazo", una serie de medidas de austeridad anunciadas por el presidente. Entre ellas, se destaca la retirada del subsidio estatal a los combustibles.

 

 

Por su parte, el Gobierno de Ecuador se trasladó desde Quito a Guayaquil, la principal ciudad de la zona costera.