(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Egipto debutó en la Copa de África con una victoria por 1-0 ante Zimbabue. El encuentro se llevó a cabo en el Estadio Internacional de El Cairo, colmado por 75 mil personas. 

Mohamed Salah fue la gran estrella del encuentro pero se quedó sin marcar en el primer partido. El gol fue convertido por Mahmoud Ahmed Ibrahim Hassam, más conocido como Trezeguet, en honor al ex jugador francoargentino. En tanto, el delantero del Liverpool, tuvo varias ocasiones para convertir, aunque no pudo concretar. 

Egipto fue subcampeón de la edición anterior y lidera el palmarés con siete torneos, dos más que Camerún, defensor de la corona.