(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Por primera vez desde que es jugador de élite, Lionel Messi pasa su cumpleaños en Barcelona. Es más, los primeros que lo saludaron, seguro, fueron sus compañeros. Es que en los primeros minutos del 24 de junio en la ciudad donde el crack juega, recién había terminado el trabajoso 1-0 ante Athletic Bilbao que dejó al Culé en lo más alto de LaLiga.

Claro, junio suele ser mes de competencias. Messi pasó 4 de sus cumpleaños en Mundiales, otros tantos en concentraciones de la Selección, otros en Copas América e incluso, dos de ellos en Rosario: en 2008, tras un empate ante Brasil en Eliminatorias y en 2017, cuando se casó con Antonela Roccuzo. El año pasado, en 2019, lo pasó en Porto Alegre, en plena Copa América de Brasil.

Este año, gracias al covid, es la primera vez que su natalicio lo agarra en plena competencia con el Barcelona. Algo está claro. Lio que soplará 33 velitas, renovará sus 3 deseos y uno permanecerá inalterable y apunta a 2022, en Qatar, en lo que podría ser su 5to Mundial. Que se le de lo que se le escapó por muy poco en Brasil 2014: la tan ansiada Copa del Mundo. 

 

Selección Argentina 🇦🇷 on Twitter

 

Pese a sus 33 años, edad en que ya los jugadores empiezan el declive, él sigue siendo parte de la élite. Su valor de mercado disminuye, pero su valía futbolística, no. Capitán adentro y afuera, este Messi va más al choque, cruza directivos y alza la voz, características que sin dudas le dieron los años y el recorrido. Su juego cambió, ya no es pura explosión, ahora Messi también es cerebral y luce su mayor velocidad en la cabeza, eso sin contar su justeza a la hora de ejecutar la pelota parada o de ver a algún compañero entre líneas.

Con Barcelona, su único club hasta aquí, ganó todo lo que se propuso. Desde la liga española hasta el Mundial de Clubes pasando por la Liga de Campeones de Europa. Con la Selección Argentina aún no pudo ganar nada de renombre, sí fue campeón Olímpico en Pekín 2008 y ganó el Mundial Sub 20 en Holanda 2005, pero no consiguió, aún, ni ganar la Copa América ni el Mundial. Si contabiliza 699 goles en su carrera, sí se llevó seis veces el Balón de Oro, y sí acumula más de 250 asistencias en LaLiga. 

 

A post shared by Antonela Roccuzzo (@antonelaroccuzzo)

 

Messi festeja los 33 años al tope de la competencia futbolística, con todas las dificultades y responsabilidades que eso conlleva, a la espera de una continuidad sin sobresaltos y que se le de el tan ansiado título con la insignia albiceleste. Ese deseo lo comparte con más de 40 millones de argentinos.