(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Suele decirse que lo que pasa en la cancha, queda en la cancha. Bueno, en el clásico francés no fue así. El Olympique venció al PSG en París 1-0 después de 9 años, y el partido se desdibujó en el final. Con una gresca que incluyó un escupitajo de Di María a Álvaro, piñas de Leandro Paredes, expulsión también de Darío Benedetto y un duelo picantísimo entre Neymar y el jugador español que siguió post partido en las redes sociales.

En los instantes finales del partido, cinco jugadores vieron la roja. Kurzawa, Neymar y Paredes del lado del PSG, Benedetto y Amavi del lado del Marsella y podría haber una sanción de oficio para Di María, quién salivó a un rival en plena pandemia.

Marsella explotó con la victoria y los hinchas salieron a las calles a festejar y hasta fueron al Aeropuerto para recibir con bengalas y fuegos artificiales a la delegación que regresó desde París.

Johan Rouquet on Twitter

 

La bronca continuó en las redes. Neymar acusó de racista al español Álvaro González y, luego en Twitter, expresó: "lo único que lamentó fue no haberle partido la cara a ese babaca". Babaca es como decir "estúpido" en español.

Álvaro González on Twitter

 

González subió una foto con el equipo y puso "No existe lugar para el racismo" y expresó "a veces hay que aprender a perder y asumirlo en el campo. Increíbles 3 puntos hoy". Ney también respondió a esa publicación: "No eres hombre para asumir tu error, perder es parte del deporte. Ahora insultando y trayendo racismo a nuestras vidas no, no estoy de acuerdo. ¡NO TE RESPETO! ¡NO TIENES CARÁCTER! Asume lo que dices mermon ... sé un MAN RAPÁ! RACISTA", tiró Ney ante esa publicación. Sí, lejos de pacificar, la cuestión siguió presente y en aumento.

Neymar Jr on Twitter

 

La Liga define las sanciones el próximo miércoles

La Ligue 1 se reunirá para decidir las sanciones a los cinco jugadores expulsados en el derby francés. Serán los miembros de la comisión independiente los encargados de determinar el número de partidos en los que no podrán jugar los parisinos Neymar, Layvin Kurzawa y Leandro Paredes, y de los marselleses Darío Benedetto y Jordan Amavi, todos expulsados durante el tiempo de descuento a raíz de una tangana multitudinaria.

Según el baremo disciplinario de la Federación Francesa de Fútbol, un jugador culpable de un "acto de brutalidad/golpe" puede ser castigado con una suspensión de hasta siete partidos si se produce con el juego parado, incluso aunque no haya habido lesiones. Este podría ser el caso, por ejemplo, de Kurzawa que golpeó en la cara a Amavi, quien le respondió con una acción similar.

La reunión también podría ocuparse de las acusaciones de racismo hechas por Neymar contra el defensor de Marsella Álvaro González, quien supuestamente fue objeto de un escupitajo del parisino Ángel Di María, según el Olympique de Marsella, y quienes mantuvieron una intensa discusión en Twitter incluso después del partido.

La comisión puede decidir iniciar una investigación sobre estos presuntos actos basándose en el informe del árbitro y en las imágenes de televisión. Escupir puede resultar en una suspensión de hasta 6 partidos.