(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Los jefes de la Premier League lo tienen claro. la Temporada 2019/20 debe terminar. Si o sí. Nadie quiere tener hacer un millonario reembolso a la TV de más de €800 millones. Por eso, en sólo seis semanas, la liga inglesa buscará completar los 92 partidos que aún le restan para terminar la temporada. La fecha de recomienzo, según "The Sun" y "Daily Mirror" será el primer fin de semana de mayo y, en caso de ser imposible, máximo el 1 de junio. Saben que la temporada debe estar terminada para el próximo 16 de julio. Apenas semanas antes del inicio pactado de la temporada 2020/21. 

La UEFA ya hizo lo suyo, al posponer la Eurocopa y dejar el hueco en el calendario y que las ligas terminen, casi pegadas a la nueva temporada. Los partidos se jugarán a puertas cerradas, pero aún así, requerirán que el gobierno designe a los equipos de emergencia dentro del terreno. Actualmente, el gobierno no proporcionará apoyo policial o de ambulancia a los eventos.

A los equipos aún le resta completar entre 9 y 10 fechas, y el objetivo es finalizar el torneo el próximo 11 de julio y que la nueva temporada comience el 8 de agosto. Los clubes de la Premier League decidieron por unanimidad que la temporada debe terminarse. Liverpool lleva 25 puntos de ventaja y está a dos juegos de ser campeón. 

Según completa "Daily Mirror", este viernes habrá una videoconferencia con los 20 clubes dónde se terminarán de pulir los detalles de la propuesta, a la que todo Europa está atenta, porque podría ser la llave para solucionar el tema de los calendarios.

Cualquier propuesta, de todos modos, deberá ser apoyada por el gobierno, que deberá garantizar la presencia de Seguridad y ambulancias, como mínimo. Los clubes tienen claro que esta es la mejor forma para mitigar las posibles pérdidas e incluso los posibles juicios que vendrían si la temporada no termina.

 

En el mejor de los casos, apuntan a reiniciar en mayo, algo que tiene que ver con no llegar con la temporada sin concluir al 31 de julio, fecha en la que expira el año de contrato con la TV, por £3 mil millones al año. Según se lee en los términos de los contratos de TV, el punto de corte para terminar esta temporada es el 16 de julio, si para esa fecha no está concluida, los rightholders (Sky Sports, BT Sports y los titulares de derechos internacionales) podrían exigir reembolsos por un total de £ 762 millones, es decir, €822 millones.

Las emisoras están presionando a la Premier League para que brinde claridad lo antes posible, ya que están perdiendo suscriptores a un ritmo rápido y quieren saber cuándo pueden esperar que todo vuelva a la normalidad. Durante las conversaciones informales entre los ejecutivos de los clubes en los últimos días, el 12 de julio se convirtió en la fecha óptima de finalización de la presente temporada.

Sin embargo, no está claro si dicho calendario es realista, dado que la subdirectora médica Jenny Harries advirtió el domingo que el país podría permanecer en diversos grados de cierre durante hasta seis meses, lo cual generaría la imposibilidad que el gobierno apoye el plan de los Jefes de la Liga, que consideran "vital" poder recomenzar el torneo en mayo. De lo contrario, los clubes podrían no recibir el último tramo del dinero del contrato de la TV y, sin ese dinero, muchos tendrán dificultades para pagar los salarios de los jugadores y la bola de nieve empezará a rodar.

Los £762 millones de ingresos que aún resta cobrar a los clubes no son en partes iguales. El campeón embolsará £57 millones y el último equipo, cobrará £20 millones. Para ambos extremos, ese dinero es vital. 

Dentro de las ideas para terminar la temporada, alguien propuso una idea bastante más drástica: completar la temporada sin ascensos y descensos debido a que la integridad de la competencia está amenazada y no está garantizado tampoco el final de la temporada de la campaña de EFL. Esto genera otro problema: los clubes de segunda en posición de ascenso (entre ellos el Leeds de Bielsa) están preparando acciones legales si finalmente se decide no darles la chance de subir a la Premier League. 

La Premier League continuará en contacto con el Gobierno, quien ha indicado que está ansioso por que el fútbol se reanude de alguna forma tan pronto como no se considere un riesgo público y una pérdida de recursos. Si se les da el visto bueno, los partidos se organizarán con un equipo de transmisión de esqueleto, seguridad mínima y sin medios, aunque se requeriría una presencia de ambulancia en el estadio.

Uno de los problemas a los que se enfrentará la liga es convencer a los jugadores para que vuelvan a la acción después de que se descubra que no están completamente asegurados en caso de contraer coronavirus, ya que el covid-19 no figura como una enfermedad crítica.