(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Se terminó el sueño de los Dorados de Diego Maradona. 'Pelusa', que logró acceder a la final y le devolvió el alma a un equipo que estaba caído anímicamente y en los últimos puestos del Ascenso MX, vio como a sus dirigidos se les escapó la escalada a Primera. Ganaban 2-0 y terminaron perdiendo 2-4 ante Atlético San Luis, con un global de 4-3 en contra. Sobre el final, de la emoción pasó a ser nerviosismo.

Diego vivió todo el partido en la platea. Cuando salió del palco, un grupo de fanáticos rivales lo provocó al grito de ''Maradona se la come''. Entre insultos y cánticos, la furia se apoderó del DT, que estuvo cerca de pararse de manos con los simpatizantes. ''¡Vení, puta que lo parió! ¡Quiero que me lo digan en la cara!'', gritó el entrenador en crisis tras la derrota de su equipo.

Pero no terminó ahí. Camino al vestuario, otro grupo de hinchas provocó a Maradona, que les terminó lanzando un golpe. Para resguardarlo, sus acompañantes lo sacaron del lugar rápidamente.

 

MedioTiempo on Twitter

 

Diego Maradona había sido expulsado en el encuentro de ida y por eso debió seguir la final desde la tribuna. Jorge Córdoba abrió el marcador a los 32 minutos. Empató Nicolás Ibáñez para el rival a los 45+2. Edson Rivera amplió a los 56' de partido para los de Sinaloa. A partir de ahí, todo fue cuesta arriba: igualó Barbosa en contra para San Luis a los 65, amplió Ian González a los 75' para igualar la serie y Leandro Torres concretó la victoria definitiva a los 103 minutos de partido, ya entrado en tiempo suplementario. La ida en casa había finalizado 1-0 para los de Maradona, que se quedaron sin posibilidad de coronarse en una gran final.