(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La Federación Boliviana de Fútbol convocó a los presidentes de los clubes a un Consejo Superior de emergencia que se realizará en los próximos días. El torneo quedó en stand by debido a los conflictos sociales que se registran en el país.

Los ejecutivos de la FBF comentaron que se tocarán varios temas en la reunión, especialmente el parate obligado del torneo profesional. En tanto, la incertidumbre continúa ya que algunos dirigentes buscarán declarar por finalizado el torneo, mientras que otros mantienen la posición de la continuación.

Freddy Téllez, ejecutivo de la Federación explicó que el panorama es complicado. "El problema es que las cosas no están en nuestras manos, pero auguramos por una pronta solución, para que de esa manera pueda continuar el desarrollo del campeonato que nos coloca en un terrible dilema ya que no sabemos qué pasará, pero estos puntos los analizaremos en el Consejo Superior", explicó.

"Confío en que se encontrará la mejor solución por el bien del fútbol y del deporte en general ya que también conozco que en otras disciplinas hay campeonatos reprogramados", comentó, haciendo referencia, por ejemplo, al Latinoamericano de Bicicross en Sucre. Además, agregó que espera que "todo se pacifique y volvamos a las canchas, por el bien de todos".

El Campeonato Clausura se frenó el pasado 23 de octubre cuando se iba a disputar la décima fecha. Sin embargo, la convulsión social obligó a frenar el certamen porque no están dadas las condiciones de seguridad.

En tanto, Adrián Monje, también ejecutivo de la FBF, resaltó que el torneo debe finalizar tal como está establecido. "En este momento cada club peleará por sus intereses. Para evitar las interpretaciones es conveniente que finalice como está programado, pero esto lo analizaremos en el Consejo", expresó.

Por su parte, la fecha del Consejo es incierta, y entre los directivos de la Federación se produjo un cruce: Téllez comentó que la convocatoria se realizará para este viernes; mientras que Monje comentó que será la próxima semana. Además, buscarán poder utilizar la fecha FIFA para jugar los partidos pendientes.

Este miércoles, Cochabamba vivió una de las jornadas más violentas de los últimos días del paro indefinido en el que se exige la renuncia del presidente Evo Morales. Simpatizantes que definden al oficialismo se enfrentaron con ciudadanos opositores que piden nuevas elecciones por presunto fraude. 

Los conflictos se llevaron a cabo desde la mañana hacia la media tarde en donde se registraron decenas de personas heridas, un edificio en llamas, retención de la Alcaldsa de Vinto, Patricia Arce y a una persona con muerte cerebral. Además, tres personas fueron arrestadas.