(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El pasado viernes, la Universidad Católica se coronó campeón de la Primera División de Chile. Lo consiguió luego de que una reunión de presidentes de clubes de Primera, Primera B (Segunda División) y Segunda División (Tercera) votara el final de los torneos, que llevaban seis semanas parados. Pero en la Primera B, no hubo consagración para Santiago Wanderers.

Sucede que, a falta de tres fechas para la culminación del torneo, el equipo de Valparaíso se encontraba puntero de la Primera B con 46 puntos. De cerca, lo seguía La Serena con 43 (el otro equipo que debía ascender) y Ñublense con 42. Wanderers fue campeón, sí. Pero el problema es que no se le concedió el ascenso a Primera División.

Entonces, el panorama es el siguiente: pese a haber sido campeones del torneo, Wanderers no tendrá los beneficios deportivos y económicos del ascenso, es decir, no jugarán en Primera en 2020 ni recibirán un aumento en términos de derechos de televisión. Frente a la situación, el club movilizó recursos legales y jugadores e hinchas realizaron una masiva movilización este domingo.

'Doble Amarilla' se puso en contacto con Rafael Sánchez, presidente de Santiago Wanderers, para conocer más detalles sobre la situación: "Consideramos que es una injusticia deportiva no haber ascendido a Primera División. En el Consejo de Presidentes, se adoptó un criterio que no es igualitario entre la Primera y la Primera B. En la Primera, hubo un campeón y equipos clasificados a copas internacionales en razón de su ubicación en la tabla de posiciones al momento del cierre del torneo. No se utilizó el mismo criterio en la Primera B, donde Santiago Wanderers tuvo que haber ascendido de forma directa".

 

Roberto Mondaca on Twitter

 

Santiago Wanderers y La Serena, que debieron ascender de Primera B a Primera, no fueron los únicos equipos afectados por la decisión que se tomó en la reunión de presidentes: San Marcos de Arica y Colchagua, que debían ascender de Segunda División a Primera B, tampoco pudieron hacerlo. "La situación es semejante, tampoco obtuvieron la consecuencia deportiva de haber estado en los primeros lugares", manifestó Sánchez al respecto.

Durante los últimos días, fueron varios los clubes que apoyaron y adhirieron a la postura de Santiago Wanderers. Entre ellos estuvo Juan Tagle, presidente del campeón de Primera Universidad Católica. "Él manifestó lo que nosotros señalamos, que tuvo que haber dos campeones", expresó Sánchez.

"Los jugadores están frustrados y molestos por la decisión que se tomó, considerando que hicieron el mayor desgaste durante el año para estar en la primera posición de la tabla de decisiones. Estar en el primer lugar significa que hubo esfuerzo y compromiso durante todo el año. Ya transcurrió el 90% del campeonato y se les dijo que no van a ascender, es frustrante", amplió.

En conversación con Debate Final por FOX Sports Chile, Jeanette Bruna, abogada de la Corporación Santiago Wanderers, fue clara con los pasos a seguir a partir de ahora: presentarán un recurso de protección para establecer "arbitrariedad e ilegalidad de la votación" que dejó sin ascenso al equipo. "Es una ilegalidad, porque no se cumplió con las bases, y porque hay una discriminación arbitraria del Consejo", consideró la letrada.

¿Hay posibilidades concretas de revertir la situación? Sánchez le dijo a 'Doble Amarilla' que "todo depende de la solución que adoptemos, pero tenemos el derecho de exigir el mismo criterio". 

Una de las opciones factibles es que los ascensos se concedan, que aumente la cantidad de equipos en Primera y Primera B (ambos de 16 a 18) y que se regularice en los próximos años. "Bienvenido sea si eso ocurre", cerró el presidente de Santiago Wanderers en conversación con este portal.