(De la redacción de DOBLE AMARILLA) El hecho dio lugar en el Brasileirao, en un partido entre Fluminense y Santos. El entrenador Oswaldo de Oliveira reemplazó a Ganso y este no se lo tomó para bien. Vinieron los insultos y terminó todo en una drástica decisión.

El partido estaba en paridad por 1 a 1, y el DT decidió sacar al jugador. Ante esto, y el descontento del ex jugador de Sevilla, le dijo delante de todos "burro". Oliveira, lejos de tomarse las cosas con calma, replicó y lo llamó "vagabundo". Tuvieron que aparecer los ayudantes para frenar al jugador que se volvió loco.

Luego, en conferencia de prensa, manifestaron que fue un momento de tensión donde ambos estaban con las pulsaciones altas, y que lo resolvieron de forma amistosa. Sin embargo, horas después de todo esto, el entrenador acabó siendo destituido. El Fluminense pelea en la zona de abajo por la permanencia.