(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este sábado Gianni Infantino emitió unas palabras a todas las asociaciones miembro de la FIFA. Con un video y una carta, el titular del máximo organismo del fútbol a nivel mundial se comunicó en plena crisis por el coronavirus. Si bien hay algunos países que ya se encuentran saliendo de la peor parte de la pandemia, otros están en plena escalada de casos y su panorama es más complicado.

El regreso de los entrenamientos o las competencias, la presencia de público en los estadios, la recalendarización de los torneos y el aspecto económico han ocupado el centro de la escena futbolera en todo el mundo desde marzo. Ese fue el mes en el que la pandemia entró de lleno en Europa y obligó al parate generalizado. Pensando en eso, en la misiva publicada este sábado Infantino pone el ojo en el tema económico.

“En cuanto a los aspectos financieros y de gobierno, también he oído algunas propuestas interesantes sobre temas muy diversos. Desde los topes salariales hasta los límites en los honorarios por traspasos", sostiene Infantino en el cierre del extenso texto que fue publicado por FIFA.

También habló de la posibilidad de aplicar una especie de "impuesto", entre otros a clubes, para crear un fondo solidario que sirva para hacer frente a impactos globales como los del coronavirus. Relató, en su misiva, que estudian "otros mecanismos fiscales, pasando por la posible obligación de los organismos rectores, los organizadores de las competiciones y los clubes de constituir reservas o de contribuir a un fondo de reserva que pueda servir de ayuda en momentos de necesidad como el actual,

Luego, el mandamás del fútbol mundial pone de manifiesto su postura: “Soy favorable a una reglamentación financiera más clara y estricta, que imponga una transparencia total y principios de buen gobierno, y que no se limite únicamente al sistema de traspasos, sino a todo el ecosistema futbolístico, remarcó. Luego, agregó que “la FIFA ya está haciendo un trabajo considerable en este ámbito, aunque nos enfrentamos a fuertes intereses individuales que se oponen a nuestra petición de una mejor gobernanza mundial en nuestro deporte. Queridos amigos, necesitaremos todo su apoyo y compromiso para que el buen gobierno dé un paso más en el fútbol a escala mundial. Este es un claro aviso al mundo del deporte más popular: se necesitará de todos, y lo está diciendo el ente más grande del mundo. 

Para el cierre, Infantino dejó la puerta abierta al debate: “Creo que estas y otras medidas, proyectos e ideas deben debatirse en todos los niveles. Sé que es algo que provocará un debate intenso, pero el debate siempre es saludable, y debemos tratarlo todos juntos, a la vez que nos mantenemos unidos durante este difícil periodo”.