Iker Casillas no se da por vencido y sigue empecinado con volver a jugar. En este lunes dio un gran paso para volver a la actividad tras el infarto que sufrió hace poco más de seis meses.

El arquero español del Porto, que compartió hace poco los resultados de su último entrenamiento, se puso los botines y pisó césped por primera vez desde que sufriera un infarto en mayo.

"Seis meses y tres días que estabais en la taquilla", escribió Casillas en sus cuentas de Twitter e Instagram para acompañar una foto de sus zapatillas manchadas de césped. Un paso más en su intento de volver a atajar en Porto.

 

Iker Casillas on Twitter