(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Días después que se conociera la novedad que Iker Casillas, finalmente, no sería candidato a presidente en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), el ex arquero emitió un comunicado dónde brindó detalles de porque tomó esta determinación.

"El principal motivo que me ha llevado a tomar esta decisión es la excepcional situación social, económica y sanitaria que está sufriendo nuestro país, esto hace que las elecciones pasen a un segundo plano", señala en un comunicado.

La RFEF, organismo presidido desde el 17 de mayo de 2018 por Luis Rubiales, formalizó el pasado miércoles la convocatoria de elecciones a la presidencia, que se celebrarán el 17 de agosto, si este mes se considera hábil por el Consejo Superior de Deportes (CSD) para los comicios federativos; o el 17 de septiembre, si no es así. E Iker se bajó. 

"Es momento de sumar y no dividir porque el fútbol y la sociedad lo necesitan", escribió el ex arquero, quién agregó que "en el ámbito deportivo y federativo hay que centrarse en cómo ayudar a jugadores, clubes, competiciones y unas elecciones solo desgastarían y harían que enfocásemos nuestros esfuerzos en algo que hoy no es fundamental". De todas maneras, advierte: "no es una puerta cerrada de cara al futuro".

 

A post shared by Iker Casillas (@ikercasillas)

 

Pese a estas palabras, también vierte críticas. "Quería un proceso electoral justo, transparente y realmente participativo, buscando lo mejor para el fútbol español y en esta ocasión creo que no se ha apostado por ello". "Espero que en próximas elecciones se pueda dar, conmigo o con otros candidatos", precisa.

No obstante, asegura que se pone "a disposición del CSD, RFEF, LaLiga, AFE y sus respectivos presidentes para aquello que puedan necesitar" de su parte y señala que estará "encantado en poder colaborar por el bien del fútbol". "Hoy debemos estar todos juntos para salir adelante", insiste.

Iker Casillas también agradece a su equipo de trabajo "por estos apasionantes meses de precampaña" que han vivido "a las instituciones y al mundo del fútbol en general" y concluye su escrito deseando que "dentro de la gravedad de la situación" todos estén "lo mejor posible".