(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Ezequiel Muth es un joven arquero que fue noticia la semana pasada porque subió un mensaje a su cuenta de Twitter en el que escribió que buscaba club para atajar. El jugador, formado en River, se encontraba sin equipo luego de que el Villacarrillo CF, que compite en el Grupo II de la División de Honor aluza tome la determinación de despedirlo.

Una semana más tarde, el futbolista consiguió su chance: estará una semana a prueba en el filial del Málaga "Atlético Malagueño", de la Segunda B. Luego de que se conozca la noticia, Muth habló en exclusiva con Doble Amarilla, contó detalles sobre su situación y también reveló qué significa River en su vida.

 

- Doble Amarilla: ¿Cómo llegaste a la situación de no tener club?
- Ezequiel Muth:
En mayo el club donde yo estaba no me pagó y de un día para el otro me dijo que no me podía seguir pagando porque iban a tener jugadores locales nada más, que ya no iban a poder pagar un piso y ahí se fue todo por la borda. 

 

- DA: ¿Cómo era tu vínculo con River?
- EM:
De River formé parte entre 2012 y 2018, era mi vida entera. Yo fui al colegio ahí, desayunaba, almorzaba, merendaba en el club, pasaba todo el día. Por ocho años mi vida fue River, es mi primera casa porque estaba mucho más tiempo. 

 

- DA: ¿Te llamaron de algún club de Argentina?
- EM:
Sí, de Argentina me llamaron varios clubes, mi mensaje tuvo bastante repercusión. Me contactaron algunos del Nacional y categorías más bajas.

 

- DA: ¿La desesperación tiene que ver con necesidad económica o por aspiraciones profesionales?
- EM:
La desesperación tiene que ver con el tema económico. Yo me quedaba sin casa, sin trabajo, sin plata y sin club. Fue un cúmulo de cosas y no daba más, no aguantaba más, y encontré esa manera de poder manifestar que necesitaba seguir jugando, porque sino la única opción que quedaba era trabajar ocho horas y tenía que dejar de lado al fútbol y no quería.

 

- DA: ¿La desesperación tiene que ver con necesidad económica o por aspiraciones profesionales?
- EM:
En Málaga me recibieron muy bien. Me fueron a buscar al aeropuerto. Estoy en una residencia que está buenísima, la verdad que diez puntos, espero que la prueba salga bien, que no haya ningún problema y pueda dar lo mejor de mi, que eso termina siendo lo más importante. 

 

- DA: ¿Te gustaría volver al país y poder jugar acá o tenes la mente premeditada en Europa?
- EM:
Sí, obvio, me gustaría volver al país, pero como las cosas no están bien preferiría quedarme acá. El trabajo es trabajo y si me toca volver, volveré y lo que más quiero es algún día poder cumplir el sueño de jugar en River.