(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Estados Unidos derrotó 2-0 a Holanda en la final del Mundial de Francia y se coronó bicampeona del certamen al retener la corona del 2015. De esta manera, las estadounidenses suman su cuarto título en la historia tras los obtenidos en 1991, 1999 y el de 2015. 

El equipo dirigido por Jill Ellis se puso en ventaja con un gol de penal sancionado con la intervención del VAR de Megan Rapinoe. El segundo, lo marcó Rose Lavelle.

Las estadounidenses tuvieron la iniciativa y la presión durante todo el partido mientras que las holandesas apelaban a salir de contra, aunque a veces sin efectividad.

El estadio de Lyon estuvo colmado de fanáticos de Estados Unidos y Holanda, además de los franceses, a pesar de no haber llegado a la final. Además, estuvo presente Emmanuel Macron, presidente francés y Gianni Infantino, mandamás de la FIFA.

De esta manera se le pone cierre a un Mundial que marcó un punto de inflexión: con grandes niveles de audiencia, asistencia a los estadios, cobertura por parte de los medios y las interacciones en redes demuestran la masificación que se generó y que la revolución llegó para quedarse.

 

 

Televisa Deportes on Twitter