(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Mauricio Pellegrino, nuevo entrenador del Leganés, afirmó en su presentación que no quiere poner límites al equipo en su primera temporada en el conjunto blanquiazul.

"No quiero limitar a los jugadores con objetivos de salvación. Todos nos queremos salvar pero no quiero limitar al equipo con eso. Los clubes subsisten manteniéndose en Primera pero los equipos, si mentalmente tienen deseos, no tienen ningún límite. Cada uno a nivel individual puede tener un techo pero cuando hay conexión, respeto y unión entre jugadores y vestuarios el equipo no tiene ningún límite", explicó.

"El objetivo va a ser ganar el primer partido. Es imposible que uno pueda vislumbrar lo que puede llegar a suceder y más en un equipo que lleva dos temporadas y donde estamos rearmando el plantel. El objetivo es el más alto posible. Cuando uno lleva veinte o veinticinco jornadas ve para qué está", comentó.

Se mostró muy agradecido por la oportunidad brindada: "Poder ser entrenador de este club en este momento me hace sentirme un privilegiado. Como argentino, y visto desde afuera en el mundo, trabajar en LaLiga es un puesto de privilegio que valoro muchísimo. Me siento orgulloso de esta posibilidad y espero devolverles la confianza que han depositado en mi".

"Quiero también agradecer a la gente que está a mi lado todo el tiempo. Los entrenadores cuando nos ponemos a trabajar es como si nos secuestraran mentalmente porque necesitamos mucha energía para estar en esto. A los amigos, a mi esposa y a mis hijos les quiero agradecer permitirme estar entero y que mi espíritu esté siempre contento", destacó.

 

Pellegrino: "El Leganés y yo queremos seguir creciendo"

 


Junto a él estuvieron también Martín Ortega, director general, y el Txema Indias, secretario técnico. El primero de ellos declaró: "Desde que Asier Garitano nos comunicó su decisión de no continuar desde el club teníamos bastantes candidatos, pero es de las pocas decisiones en las que todos estamos de acuerdo".

Por su parte Indias manifestó: "Es una situación nueva para los que estamos en este club, hemos vivido cinco años maravillosos en un idilio con un entrenador. Cuando sabemos que no sigue nos tenemos que poner a mirar el mercado lo antes posible y el único nombre que teníamos marcado en verde era Mauricio".