Tottenham Hotspur quedó como escolta del líder Arsenal en la Premier League, luego de vencer como local a Everton por 2-0 en un partido de la undécima fecha.

La victoria del club de Londres se inició con un polémico penal anotado por Harry Kane (59'), después de una supuesta falta del arquero Jordan Pickford, sancionada por el árbitro Paul Tierney y sin que mereciera objeciones de parte del VAR.

La sentencia del partido llegó a cuatro minutos de cumplirse el tiempo reglamentario con una definición del danés Pierre-Emile Hojbjerg.

El defensor del seleccionado argentino Cristian Romero jugó la totalidad del partido en Tottenham, que reemplazó por lesión al delantero brasileño Richarlisson cuando se cumplían 59 minutos.

El local sumó 23 puntos, alcanzó la línea del campeón Manchester City, que este domingo visitará a Liverpool, y se ubicó a un punto de Arsenal, a la espera que juegue su partido con Leeds United.