(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El Salvador se convirtió, hace algunos días, en el segundo país (después de Nueva Zelanda, donde se impuso Auckland City) que tomó una determinación que muchas Federaciones vienen debatiendo en el mundo: dar por concluida la temporada y declarar un campeón en Primera División por la pandemia del coronavirus. Once Deportivo, que sumó 20 puntos en 11 partidos, se consagró en el Torneo Clausura 2020, que se dio por terminado el pasado viernes.

Con la decisión, vinieron aparejadas otras, como por ejemplo la clasificación a la Liga de Campeones de la CONCACAF. ¿Qué se hizo? Junto a Once Deportivo, se decidió que accedan Alianza y FAS al torneo continental. Su ingreso se decidió por un concepto similar al que se utilizó en la temporada 2019/2020 en la Superliga Argentina: a través de una Tabla Acumulada, conocida acá como General. Entre el Torneo Apertura + las once fechas que se disputaron del Torneo Clausura, los dos mejores de la Tabla Acumulada de Posiciones fueron Alianza, campeón del Apertura, y FAS, subcampeón del Apertura. Entonces, se determinó que los clasificados a la CONCACAF Champions League fueran el campeón del Clausura (Once Deportivo) y los dos mejores de la Acumulada (Alianza y FAS).

 

Tabla Acumulada de la temporada 2019/2020 de El Salvador, contabilizando Apertura y las once fechas del Clausura (FOTO: Wikipedia)
Tabla Acumulada de la temporada 2019/2020 de El Salvador, contabilizando Apertura y las once fechas del Clausura (FOTO: Wikipedia)

¿Y el descenso? Habrá uno o ninguno. A través del mismo concepto de Tabla Acumulada, se determinó que Jocoro, último lugar con 32 puntos, enfrente a Platense, campeón del Apertura de Segunda División, en una suerte de Repechaje, al estilo de la Promoción en la Argentina. De ganar Jocoro, todo seguirá igual en Primera. De perder, ascenderá Platense y descenderá Jocoro.

En la Segunda y Tercera División, determinar los descensos y ascensos es algo más complicado. Ocurre que en la Segunda División, hay Grupo A y B y descienden dos equipos a Tercera, uno de cada zona. Por no completar los requisitos de inscripción para el Clausura 2020, CD UDET del departamento de San Miguel, que se encontraba en el Grupo B, fue descendido administrativamente. Ese cupo que se abre quedará para Escuelas de Fútbol de Nueva Concepción o CD San Felipe, campeones del Apertura de Tercera que jugarán una finalísima a los diez días de levantado el Estado de Emergencia que se decretó en El Salvador. El ganador sube directo a Segunda y el perdedor enfrenta en un repechaje a Vendaval de Apopa, que terminó en el último lugar del Grupo A de Segunda.

En diálogo con Doble Amarilla, Hugo Carrillo, presidente de la Federación Salvadoreña de Fútbol, explicó que el criterio para terminar el campeonato fue "la salud de la gente del fútbol, tanto aficionados como árbitros, futbolistas, dirigentes y patrocinadores. Todos nos vimos involucrados en el fútbol, por eso tomamos la decisión de terminar el Clausura 2020, ya que nos interesa más la salud de la población en general y de la familia de nuestro fútbol".

La decisión fue tomada en el Comité Ejecutivo de la Federación Salvadoreña de Fútbol, donde se encuentran representados los 72 equipos profesionales.  Era lógico pensar que declarar un campeón con bastante Clausura por disputar iba a generar disconformidades. "Hubo algunas en Primera, en Segunda y en Tercera, pero la cantidad de clubes no conformes es mínima teniendo en cuenta que está representada toda la estructura de fútbol de El Salvador y que la decisión se tomó en conjunto. Lo que hay que pensar es en la salud de toda la población. Hubo disconformidad, sí, pero aseguro que es mínima la insatisfacción, porque se habló previamente", indicó Carrillo.

¿Y la situación económica y el pago de salarios de los futbolistas? Como en la Argentina y en buena parte de las ligas de Sudamérica, es el gran interrogante en los meses que se aproximan. Según explicó el titular de la FESFUT a Doble Amarilla, se acordó con la Asociación de Futbolistas que se les hace el aporte del 100% del sueldo hasta el día en que finalizó la temporada, es decir, el pasado 20 de marzo. "Primero, habíamos acordado pagar el 50% hasta el 18 de abril, que era el día en el que pensábamos continuar el campeonato en un principio, hasta que la situación se puso peor. La Asociación ha entendido y hemos acordado hacer el aporte del 100% hasta el 20 de marzo. A los dirigentes se les está complicando la situación, hoy no tienen ingresos. La situación económica es agobiante y seguramente la propia FIFA va a tomar cartas en el asunto", concluyó Carrillo.