El clásico andaluz entre Betis y Sevilla, por los octavos de final de la Copa del Rey, se suspendió esta tarde, luego de que el jugador sevillista Joan Jordán fuera impactado por un proyectil lanzado desde la tribuna del estadio Benito Villamarín.

Al momento de la interrupción, a los 41 minutos del primer tiempo, se registraba una igualdad 1-1, como consecuencia de los goles marcador por Alejandro 'Papu' Gómez para el elenco visitante, mientras el francés Nabir Fekir, con un tanto olímpico, había decretado la igualdad para los béticos.

Cuando todavía se festejaba el tanto del empate, un palo de plástico arrojado desde la grada Gol Sur del estadio impactó en el cuerpo de Jordán, volante de Sevilla, lo que motivó que el árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea le diera ingreso a los servicios médicos para que atiendan al futbolista.

El partido estuvo detenido por varios minutos, hasta que el arbitro comprobó que Jordán mantenía dificultades para incorporarse y, acto seguido, dictaminó la suspensión definitiva, al minuto 41 de la primera etapa.

Un rato antes, Mallorca, con el argentino Franco Russo (ex inferiores de All Boys) entre los titulares, derrotó al Espanyol por 2 a 1. En el segundo tiempo, en el conjunto ganador ingresó Rodrigo Battaglia (ex Huracán)

Más temprano, Rayo Vallecano, donde el argentino Oscar Trejo ingresó en el segundo tiempo, eliminó a Girona, con Nahuel Bustos de titular, al vencerlo por 2 a 1.

Mientras que, Cadiz eliminó por penales al Sporting de Gijon, por 4 a 3, luego de empatar 0 a 0 en los 90 minutos reglamentarios.