(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El Chelsea impulsa un proyecto totalmente innovador en lo que a la lucha contra el antisemitismo se refiere. En lugar de lo obvio, que es sacarle los abonos a estos hinchas y prohibirles ingresar a "Stamford Bridge", optan por algo más constructivo.

Según reflejan medios británicos, Chelsea, a través de una iniciativa que impulsan el dueño del club, el magnate ruso Roman Abramovich y el presidente del club londinense, Bruce Buck, ofrece pagarle a esos hinchas un viaje a Auschwitz, para que se interioricen de los horrores del Holocausto y recapaciten.

 

Buck y Abramovich, impulsores de la iniciativa.

 

Al respecto, Buck, definió la cuestión como: "Sí sólo prohibimos a la gente, no cambiaremos su comportamiento" y agregó: "Esta política les da la chance de darse cuenta lo que han hecho, para que puedan comportarse mejor".

"En el pasado los hubiesemos sacado de la tribuna e impedido ir por hasta tres años", aceptó Buck. "Ahora decimos "hiciste algo mal. Ahora tenés la chance de redimirte. Podemos prohibirte que vengas al estadio, o podés pasar algo de tiempo con nuestros oficiales de diversidad, entendiendo lo que hiciste mal".

El Chelsea siempre crítica públicamente a sus fans que tienen comportamiento de este tipo contra sus rivales de la Premier League, como por ejemplo el Tottenham, en septiembre 2017. "Es difícil actuar cuando hay un grupo de 50 o 100 personas están cantando. Es virtualmente imposible sacarlos fuera del estadio, pero si los individualizamos podemos actuar".

Foto: Getty