(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Día de emociones fuertes para Diego Maradona. Una, alegría, por el nacimiento de su nieta Roma, primera hija de Dalma. Dos, de tristeza, porque sus Dorados cayeron categóricamente en la "CopaMX" 0-3 ante Pumas de la UNAM, conducidos por el argentino Bruno Marioni. 

 

Dalma Maradona on Twitter

 

Diego se refirió a la caída de su equipo y no le reprochó nada a sus jugadores. "Quiero felicitar a Bruno Marioni por el triunfo; a mis jugadores los vi cansados. No ha cambiado nada, no es que no me importe perder, me encanta ganar, el sábado verán a otro Dorados. Perdimos bien, los chicos sintieron el trajín de estos partidos, Pumas hizo su partido, no creo que haya esa diferencia entre los dos equipos", remarcó Diego.

"Los últimos 20 minutos ya fueron difíciles para nosotros. El gol en contra que nos hicimos hizo que ellos tomarán la ventaja porque no encontraban la forma de abrir nuestra defensa. Ya le dije a Marioni que espero la revancha", manifestó el Diez.

El juego se dio en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, al sur de la Ciudad de México. Allí, durante el Mundial de 1986, Argentina enfrentó a Bulgaria y Corea del Sur: "Me vinieron recuerdos increíbles de esos años, de cuando salimos al calentamiento en 1986 el estadio estaba casi lleno y nos gritaban. Fue una emoción enorme, pero la realidad es esta y perder en un campo o en otro es lo mismo. Hoy caímos, algo que no me gusta; aunque soy un buen perdedor, fastidia".

El Diez tuvo tiempo para un rosario de elogios para Cristiano Ronaldo y para Lionel Messi. ¿La excusa? Los tres goles de CR7 al Atlético de Madrid: "Hay jugadores tocados por la varita mágica y que sacan un conejo del sombrero de repente, así es Leo Messi y nosotros estamos orgullosos de que sea argentino; Cristiano Ronaldo es otro fenómeno, es pura potencia y además es brujo, porque dijo que iba a hacer tres goles y los realizó ante el Atlético", cerró Diego en una noche especial.