(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Un escándalo se destapó en las últimas horas en torno al Barcelona. Según reveló la Cadena Ser, la dirigencia habría contratado a una empresa para mejorar la imagen del club y de su presidente Josep María Bartomeu en las redes sociales y también para desprestigiar a sus rivales.

Tal como expresó la Cadena, el club habría firmado contrato con E3 Ventures para crear estados y mensajes favorables a la institución. Por un lado, la organización habría creado perfiles falsos de Facebook y Twitter a jugadores como Gerard Piqué, Messi. Guardiola, Puyol y Xavi habrían sido algunas de las otras víctimas.

Dos de los precandidatos a presidentes del club, Agustí Benedito y Víctor Font, que sufrieron esa campaña de desprestigio realizaron un descargo. El primero avisó que el club deberá "responder en los tribunales"; mientras que el segundo pidió que Bartomeu y la Junta Directiva brinden explicaciones porque "avergüenza" a sus socios.

 

EL COMUNICADO DE BARCELONA:


Debido a la repercusión que tuvo la noticia tanto a nivel local como internacional, desde el club decidieron publicar un comunicado negando las acusaciones.


"A raíz de las informaciones difundidas hoy sobre la contratación de una empresa dedicada a crear estados de opinión en las redes sociales para erosionar la imagen de terceros relacionados directa o indirectamente con el Club, el FC Barcelona:

1.- Niega rotundamente ninguna relación y, aún más, la contratación de servicios vinculados a cuentas de redes sociales que hayan difundido mensajes negativos o de menosprecio en relación con cualquier persona, entidad u organización que tenga o haya tenido relación con el Club.

2.- I3 Ventures, proveedor del Club, no tiene ningún vínculo con estas cuentas y, si se demostrara algún tipo de relación, el Club rescindiría inmediatamente su relación contractual y ejercería las acciones legales oportunas en defensa de sus legítimos intereses.

3.- Asimismo, el FC Barcelona confirma que tiene contratados servicios de monitorización de redes sociales con el objetivo de tener conocimiento, tanto de los mensajes positivos como los negativos, de los que la Entidad es el objeto.

4.- Con la contratación de estos servicios, el Club vela por proteger y preservar su reputación, así como la de aquellas personas vinculadas al Club (patrocinadores, jugadores, directivos, socios, peñistas...), en la medida que la protección de esta reputación es un elemento primordial y un deber irrenunciable para los que trabajan por la Entidad.

5.- El Club exige la rectificación inmediata de las informaciones difundidas y se reserva el derecho a ejercer las acciones legales oportunas contra quien siga implicando al Club en este tipo de prácticas".