(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Chile y la final de la Libertadores van por senderos cada vez más divergentes. Hoy por hoy, todos los indicios indican que la Conmebol tendrá que cambiar la sede de la Final Única de la Copa Libertadores de América. Para asestar el golpe de gracia, hinchas y barras convocaron a una marcha para el próximo 23 de noviembre, día del River-Flamengo.

A través del hashtag #NoHayCopa, que se convirtió rápidamente en tendencia, hinchas hicieron una convocatoria por redes sociales para una protesta que busca no permitir "normalizar el descontento".

 

 

La marcha rumbo al Estadio Nacional de Santiago está pactada para las 17 horas del sábado 23 de noviembre. La intención es que estén presentes familias, personas de tercera edad y de movilidad reducida, integrantes de los Barrios del Sur y de las tres hinchadas más importantes del país: Universidad Católica (Los Cruzados), U de Chile (Los de Abajo) y Colo-Colo (La Garra Blanca).