(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Son hechos que también suceden en clubes de otros continentes. Crisis, tensión, contrataciones compulsivas de entrenadores e hinchas enojados con el plantel de fútbol. El Espanyol está al borde del descenso y necesita un milagro para salvarse. Y si ese milagro se da, hay un entrenador argentino que podría dirigir el club la próxima temporada.

Los Periquitos tuvieron una muy floja temporada y se sumergen en el último puesto de la tabla de posiciones con 24 unidades. El Eibar, que actualmente está fuera de la zona roja pero es el más cercano a integrarla, tiene 32 puntos. Atrás están Mallorca con 26 y el Leganés con 24.

Sumado a este contexto, el club español decidió despedir a su entrenador y ya acumula cuatro en lo que va de la temporada. Lo apartaron del cargo a Abelardo Fernández y lo hicieron cargo del equipo a Francisco Rufete, director deportivo. Este cambio se da a 24 horas de jugar un partido determinante contra el líder Real Madrid.

 

Pintada de los hinchas contra los jugadores de Espanyol
Pintada de los hinchas contra los jugadores de Espanyol

 

Los hinchas del equipo están muy molestos con los jugadores -uno de los integrantes argentinos es el Monito Vargas- por esta situación y ya realizaron pintadas con insultos en las paredes del estadio y del centro del entrenamiento. "No sois jugadores, sois hijos de p…", expresaron.

Para colmo, en esta historia podría estar involucrado un argentino. Según pudo saber Doble Amarilla, si el club se salva, tiene como intención ofrecerle el cargo a Gabriel Heinze. El ‘Gringo’, de último paso por Vélez, es el principal apuntado para asumir el banco periquito. Los españoles siempre tuvieron buena relación con los argentinos, y uno de los recuerdos más cálidos es el de Mauricio Pochettino.