El Chievo Verona de Italia dejó de existir. El histórico club italiano no logró encontrar una solución a sus problemas financieros y deberá cerrar sus puertas.

Estos inconvenientes llevaron al descenso administrativo del club a la cuarta división del fútbol de Italia. Si bien la intención de los directivos fue reconstruir el proyecto con ayuda de inversores, no lograron reunir la ayuda antes del tiempo límite y dejará de existir.

El exjugador del club, Sergio Pellissier, fue quien trató de buscar una solución para el club, pero a través de su cuenta de Instagram, contó que no fue suficiente. "Lamentablemente, la historia de ese club que tanto me ha dado ha terminado hoy. Hoy es uno de los días más tristes de mi vida", manifestó.

"Pensé que había más gente dispuesta a darlo todo por salvaguardar un patrimonio de esta ciudad y del fútbol en general, pero no fue así", agregó Pellissier.