(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Once personas fueron detenidas en Bélgica por lanzar piedras a los micros que llevaban hinchas del Genk luego del choque de liga ante el Saint-Trond, que jugó de local en el Stayen. El choque terminó de manera favorable para el visitante, que ganó 3-2.

Varios de los simpatizantes agredidos sufrieron heridas leves. Algunos fueron atendidos en el mismo lugar del suceso, la carretera nacional 3 que pasa por Saint-Trond. Todos los detenidos ya fueron puestos en libertad, según informa La Vanguardia.

El choque entre Saint-Trond y Genk había sido considerado de alto riesgo, motivo por el cual alrededor de cien policías fueron desplegados para evitar incidentes. Desafortunadamente, el operativo falló.

 

HooligansTV on Twitter