(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Primer partido oficial de la temporada y Barcelona ya sumó un nuevo título: venció por 2-1 al Sevilla con goles de Gerard Piqué y Ousmane Dembelé y se alzó con la Supercopa de España. Pablo Sarabia abrió el marcador para el cuadro dirigido por Pablo Machín. Ter Stegen atajó un penal en el minuto 89. Los de Valverde, supercampeones del país ibérico por décimo-tercera vez en la historia, la máxima cantidad para un equipo en la competición.

 

La gran novedad de la jornada, al menos desde lo tecnológico, fue el estreno del VAR en el fútbol español, gracias al cual se convalidó el gol con el que Sevilla abrió el partido, por medio de Pablo Sarabia.

A su vez, Lionel Messi sumó un nuevo récord: se convirtió en el jugador más ganador de la historia del Barcelona, con nada más ni nada menos que 33 títulos, superando a Andrés Iniesta (32): ganó nueve Ligas de España, cuatro Champions League, tres Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa y siete/ocho Supercopas de España (no jugó la edición 2005, pero formaba parte del plantel) y seis Copas del Rey. Con los dos títulos logrados en la Selección, ya suma 34/35. Poco a poco, de paso, se acerca a Dani Alves, el más laureado en la historia del fútbol con 38 títulos. Cada vez le falta menos...