(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Empezó el desguace del Barcelona de manera formal. Ivan Rakitic vuelve al Sevilla. El volante sale del Culé, club dónde ya no tenía lugar y cumple su anhelo y el deseo de su mujer, nacida en Sevilla, volver a la ciudad andaluza y al club dónde dio sus primeros pasos en España.

En junio de 2014, el internacional se despedía entre lágrimas en el Sánchez-Pizjuán. Es que allí dejó su huella: en tres temporadas y media, disputó 149 partidos, marcó 32 goles y dio 41 asistencias. Fue el líder futbolístico y capitán de la Europa League ganado al Benfica en Turín, según recuerda "Marca".

Sevilla Fútbol Club on Twitter

 

Pese a jugar de Blaugrana los últimos años, Rakitic siempre tuvo un cariño persistente hacia el Sevilla, por ejemplo, en los últimos días, se ha lanzado a la piscina para celebrar la sexta Europa League ganada por el club. Rakitic ha realizado un esfuerzo económico importante para regresar a la capital hispalense cumpliendo además el deseo de su mujer, la sevillana Raquel Mauri.

Rakitic vuelve al Sevilla después de una temporada muy difícil en el Barcelona, en la que apenas ha jugado. Hace tiempo que en Can Barça le marcan la puerta de salida, primero Valverde, luego Setién y, ahora, Koeman. El club, a diferencia de su actitud con Lionel Messi, ha puesto predisposición para la salida de Rakitic, que llegó a ser candidato a Balón de Oro en 2018, luego de un extraordinario Mundial de Rusia, en el cual Croacia llegó a la final del Mundial.

Con el regreso de Rakitic, Lopetegui se encuentra ahora con un refuerzo de lujo para el centro del campo, que podría suplir lo afectivo que queda vacante con la salida de Ever Banega.