(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) De a poco, España tiende a volver a una normalidad de, al menos, tener a todos los equipos entrenando. Real Madrid, Barcelona y Atlético Madrid han vuelto hoy al trabajo, por llamarlo de alguna manera.

Los jugadores de los tres planteles se llegaron a los lugares habituales de entrenamiento y, allí, serán todos testeados contra el covid-19 y serólogicos. La idea, primero, es descartar cualquier tipo de positivo en los planteles. De acá al viernes, todos los equipos de LaLiga pasarán por este procedimiento.

Luego, seguir los pasos de Alemania e Italia. Ir volviendo en grupos, de a poco, bajo estrictas normas de seguridad e higiene, con un protocolo aprobado. En silencio, sin tanta estridencia, LaLiga también se ilusiona con un pronto regreso en junio. 

El caso del Madrid sirve como testigo. El plantel llegó a Valdebebas en intervalos de 10 minutos, con Benzemá a la cabeza, quién llegó 8.30. La mayoría de ellos llegó sin máscara ni guantes sanitarios y algunos, como Marcelo y Varane, lo hicieron acompañados. También fueron citados hoy a Valdebebas un pequeño grupo de jugadores del Castilla.

Una vez que se confirme que no hay positivos en la plantilla blanca, se definirá cuando se volverá al trabajo de campo. El plantel 'Merengue' pasará a estar concentrado en la residencia de Valdebebas, casi un 'resort' , según indica 'As'. El lugar, además, está ubicado a metros del escenario que utilizará el club cuando vuelva a jugar, el mini estadio Alfredo Di Stéfano. Así, el club blanco aprovechará la pandemia para adelantar las obras en el Santiago Bernabéu. 

 

FC Barcelona (desde 🏠) on Twitter

 

Lionel Messi, por su parte, llegó al mismo tiempo que el lesionado Luis Suárez. El crack del Barcelona arribó a la Citat Sportiva Joan Gamper pasadas las 9.40 de España, según afirma "Mundo Deportivo". Entre hoy y mañana jueves seguirán realizándose pruebas el resto de la plantilla y está previsto que si todo sale bien a partir de la semana que viene se empiece a entrenar, en grupos y con las mencionadas normas de seguridad.

En tanto, en la Ciudad Deportiva del Cerro del Espino casi dos meses después de su última sesión en Majadahonda, que se realizó el pasado 9 de marzo, el Atlético Madrid también comenzó con lo que en españa se llama "protocolo de desescalada". En esta primera fase de regreso, los jugadores y el cuerpo técnico del Atlético de Madrid serán sometidos a test de coronavirus a lo largo de este miércoles y, para el viernes a la tarde y el sábado por la mañana, se verá a los primeros futbolistas corriendo sobre el césped de Majadahonda, siempre de manera individual.

 

Atlético de Madrid on Twitter

Los jugadores del Valencia, que ya sufrieron en parte el contagio después de jugar en Milán contra Atalanta el 18 de febrero, regresaron para someterse a las pruebas con su técnico Albert Celades, al frente, éste con mascarilla desde su casa. Otros como el capitán Dani Parejo, que llegaron sin protección, la recibieron a la entrada del recinto.

Sevilla también hizo este miércoles los controles después de haber acondicionado su ciudad deportiva para la vuelta a los entrenamientos, igual que Valladolid, Celta, Levante, Real Sociedad, Leganés y Granada, cuya ciudad deportiva se ha adaptado para poder hacer estas pruebas y cumplir todas las medidas de seguridad.

En Eibar, un día después de que sus futbolistas expresaran en un comunicado el "miedo" a volver a la actividad, éstos cumplieron el requisito médico a la espera de un resultado que ya desde hace horas aguarda la plantilla del Villarreal, sometida ayer a los controles.

Málaga, Extremadura o Cádiz, en este caso con la excepción de Fali que no acudió después de decir no jugaría sin la máxima seguridad, fueron parte de los clubes de LaLiga Smartbank que cumplieron con la exigencia que otros van a llevar a cabo mañana como Athletic, Getafe o Betis, cuyo responsable médico, José Manuel Álvarez, se ha mostrado partidario de la concentración de la plantilla en una fase posterior.

El finalista de la Copa someterá a 29 jugadores a unos exámenes, que la plantilla del Getafe pasará durante toda la jornada, de uno en uno y espaciados, para evitar agruparse y cumplir los requisitos del protocolo establecido por el CSD.