(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este fin de semana se realizó la tradicional maratón de Tokio. Esta competición, en este 2020, quedará recordada por la poca asistencia tanto de atletas como de público, debido a las medidas preventivas que se aplicaron debido a la propagación del coronavirus en Japón. El corredor etíope Birhanu Legese y la israelí de origen keniano Lohan Chemtai se coronaron como los ganadores.

Cabe destacar que el inicio de la maratón estuvo en suspenso debido a las medidas oficiales que se establecieron para evitar la propagación del COVID-19 en Japón, donde afecta directamente, ya que hay más de mil personas y una docena de fallecidos debido al virus. Las autoridades pidieron la cancelación o suspensión de eventos deportivos y culturales: los partidos de las tres divisiones del fútbol local se postergaron y el torneo de sumo se realizará sin espectadores.

Los organizadores de la maratón, en tanto, optaron por realizarla pero tomando ciertas precauciones: se habían anotado cerca de 38 mil corredores amateurs y sólo participaron alrededor de 300 atletas en todas las categorías (masculino, femenino, y en sillas de ruedas masculino y femenino).

 

Contraste: en 2019 y en 2020
Contraste: en 2019 y en 2020

 

La diferencia con el año pasado es abismal: corrieron 37.952 personas, de todas las edades y de todos los lugares del mundo. El contraste radicó en que la línea de largada quedó grande para la cantidad de atletas, hubo más espacio y predominó el uso del barbijo, tanto en participantes como en los colaboradores.

En este país se celebrarán los Juegos Olímpicos de este año. Es más: a lo largo del trayecto de la carrera, se podían observar los carteles que tenían la leyenda de "Tokio 2020". Si bien se especuló con que podría cambiar de sede, en los últimos días, el Comité Olímpico Internacional se declaró "absolutamente determinado a seguir adelante" con la organización. Los JJOO se disputarán, en la capital japonesa, entre el 24 de julio y el 9 de agosto.