Facundo Campazzo registró su mayor tiempo y su mayor goleo en la NBA justo ante el Campeón. Denver venció 122-105 a Los Lakers de LeBron James y le cortó una racha de siete victorias seguidas, con una actuación preponderante del base cordobés, que marcó 15 puntos, producto de 4/8 en tiros libres y 3/6 en triples.

Facundo Campazzo sacó a relucir todo su talento y fue clave en la victoria, porque además se mantuvo en cancha 26 minutos, en los que además del goleo, sumó en otros rubros: Dio cuatro asistencias, robó dos pelotas y tomó un rebote en el duelo ante los comandados por Lebron James.

Una de esas asistencias se convirtió en sensación en las redes sociales, ya que fue un "pase sin mirar" o, cómo se denomina en la NBA, un "no look pass", sobre el cierre del primer cuarto para la posición de Zeke Njai, que convirtió un triple que puso a los Nuggets a tiro de los Lakers, que en ese momento estaban en ventaja. 

“Mirar está sobrevalorado”, fue el mensaje que escribió la cuenta oficial de los Nuggets -como si fuera una cita textual de Facu y en tono de broma- junto al video de la acción que desconcertó al propio Lebron James y que pronto se viralizó entre los fanáticos argentinos.

 

 

Campazzo, además, se dio el lujo de ganarle un rebote al mismísimo LeBron James. Al finalizar el partido, el DT de la franquicia, indicó: "Facu tiene un gran corazón. Facu juega duro. Simplemente, Facu no tiene miedo”, dijo Michael Malone.

La gran figura de la noche fue una vez más el serbio Nikola Jokic con un triple-doble (23 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias). Los Nuggets llevan así un récord de 15-11 en la temporada y marchan séptimos en la Conferencia Oeste, que es liderada por Utah Jazz con un registro de 22-5.