(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Venezuela atraviesa una de las peores crisis sociales, políticas y económicas que se hayan visto en Sudamérica durante el último tiempo: inseguridad, pocos alimentos y medicamentos, falta de electricidad, pésima atención en hospitales y mal estado de los servicios públicos son algunas de las cosas que vienen atravesando a la nación. Y eso golpea, por supuesto, directamente al fútbol.

A causa de la grave situación del país, Zulia y Caracas decidieron no disputar su partido en Maracaibo en tono de protesta. Pero ahora, el primero de los equipos fue más allá: no se presentará a jugar más en Primera y en Fútbol Femenino ''hasta que se den las condiciones mínimas de Seguridad, tanto en traslados como en logística y hospedaje''.

 

 

La AUFPV, gremio de futbolistas de la Asociación Venezolana, anunció que ''se tomarán acciones en consonancia con el sentir de los profesionales del fútbol venezolano''. ¿Se seguirá jugando al fútbol en las próximas semanas? ¿Qué ocurrirá con Zamora y Deportivo Lara, equipos participantes de la Copa Libertadores?