(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este 21 de junio se cumplen 50 años del Brasil campeón del mundo en México 1970. El seleccionado sudamericano derrotó por 4-1 a Italia y se llevó su tercera Copa en 12 años.

Ese Brasil tuvo a Pelé como figura y referente del equipo. Los seis partidos que disputó en el Mundial, los ganó. Además, convirtió 19 goles y le hicieron siete. 

En la final, cuatro figuras de la Verdeamarelha dejaron sus nombres sellados al convertir los tantos de la consagración: Pelé, Gerson, Jairzinho y Carlos Alberto. Este Mundial marcó el punto de inflexión en la cultura futbolera de Brasil, que quedó registrada en el torneo de selecciones más apasionado de la historia.

 

FIFA World Cup on Twitter

Ese seleccionado brasileño, dirigido por Mario Zagalo, cometió la "osadía" de jugar con cinco futbolistas que eran "10" en su equipos: Pelé (Santos), Gerson (San Pablo), Rivelino (Corinthians), Tostao (Cruzeiro) y Jaizinho (Botafogo).

Pelé fue el genio, Tostao era movedizo y con una habilidad notable, Jairzinho, hizo goles en todos los partidos, era imparable con velocidad y habilidad por la izquierda, Gerson un zurdo lento con pegada exquisita, el "cerebro" del equipo, y Rivelino con gran remate de zurda y adelantado al resto a la hora de decidir.

Fue un equipo fantástico, que le dio a Brasil el tercer título después de Suecia 1958, con Pelé como figura, y Chile 1962, sin Pelé lesionado pero con Amarildo y Garrincha, consagrándose invicto con seis triunfos.

La carrera a la final

En el grupo clasificatorio le ganó a Checoslovaquia por 4-1, a Inglaterra, vigente campeón, por 1-0 y Rumania por 3-2. En cuartos de final a Perú (dejó en el camino a Argentina en la eliminatoria) por 4 a 2, a Uruguay en semifinales por 3-1 y a Italia en la definición.