(De la redacción de DOBLE AMARILLA) La elección del precandidato a Jefe de Gobierno porteño, Matías Lammens, fue muy buena. Pero no sólo por haber quedado posicionado para al menos pelearle la alcaldía a Horacio Rodríguez Larreta hasta el balotaje, sino porque el comicio arrojó algunos resultados curiosos. 

Según los datos oficiales, el presidente de San Lorenzo consiguió un triunfo de casi 4 puntos en la Comuna 4, que incluye a barrios como la Boca y Parque Patricios, tierra de hinchas del Globo, el archirival de los cuervos. En ese distrito, Lammens cosechó 40,30% de los votos, mientras que el actual jefe comunal de la Ciudad obtuvo 36,18%. 

Pero la curiosidad no es sólo por los colores futboleros. En 2015 el PRO se impuso en esa comuna por 46% de los votos, lo que supone ahora una pérdida de 10 puntos respecto a hace 4 años. En tanto, en ese momento, el kirchnerismo había logrado sólo 24% de los sufragios en ese comuna, lo que muestra un meteórico ascenso de 14 puntos porcentuales.

 

 

En tierra de globos, ganó un cuervo...