(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) No corre peligro el partido entre Perú y Argentina del martes. Según pudo confirmar Doble Amarilla, Seguridad y Policía dieron visto bueno y el partido se disputará en el Estadio Nacional de Perú, en Lima, desde las 21:30.

En las últimas horas, Conmebol y FIFA venían siguiendo de cerca las manifestaciones que se producen desde la destitución de Martín Vizcarra como presidente de Perú. Tras una reunión entre autoridades del fútbol y de Gobierno, se decidió no mover el partido entre las selecciones comandadas por Ricardo Gareca y Lionel Scaloni.

Este martes, el Congreso Unicameral de Perú destituyó al presidente Vizcarra a cinco meses de las elecciones. La decisión fue tomada por 105 votos a favor, 19 en contra y cuatro abstenciones, según la radio RPP, menos de dos meses después de un proceso similar en el que solo 32 legisladores se pronunciaron por la destitución.

Tras la salida de Vizcarra y el nombramiento de Manuel Merino (presidente del Congreso) como interino, se desarrollaron diferentes manifestaciones en las calles de Lima. Este domingo, el propio Merino presentó su renuncia indeclinable y habrá sesión extraordinaria del Congreso para definir el futuro institucional.

Este sábado se había realizado una marcha nacional contra la presidencia de Merino, en la que se enfrentaron un grupo de manifestantes y agentes de la Policía Nacional de Perú (PNP). Los ciudadanos buscaban llegar hasta el Congreso, pero fueron interceptados por las fuerzas de seguridad. Se registraron, al menos, dos fallecidos y más de 100 heridos, tras una fuerte represión policial.

 

 

Debido a estos hechos recientes, desde Asunción y Suiza se encontraron pendientes del avance de la situación nacional. Este martes 17, desde las 21:30, Perú recibirá a Argentina en Lima, en el partido correspondiente a la cuarta fecha de Eliminatorias.

La FPF informó a través de un comunicado que "lamenta profundamente la situación" por la que atraviesa el país. "Hemos decidido suspender algunas acciones de difusión por parte de nuestra Selección Mayor, por lo que no se realizarán conferencias ni entrevistas individuales", se puede leer.

 

 

Cabe destacar que un hecho similar se vivió en 2019, cuando Conmebol había designado a Santiago de Chile como la ciudad sede de la final única de la Copa Libertadores. Sin embargo, tras las protestas que se vivieron en el país trasandino, la Confederación resolvió trasladar el encuentro a Lima, Perú.