(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Sorprendió en los últimos días una resolución que prohíbe la venta de choripán en los alrededores de los estadios. La Ciudad resolvió no extender nuevos permisos para la elaboración de estos alimentos y le revocó los existentes a quienes los tenían otorgados.

Debido a esto, la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular), inició una campaña para que no sean prohibidos. Pablo Dorigo, responsable de la rama de vendedores y artistas en espacios públicos habló con Doble Amarilla sobre dicha medida. "Estamos totalmente en contra porque somos los damnificados. Tenemos un grupo de compañeros, más de 200 familias que ya venían organizándose para lograr la regularización de nuestra actividad", expresó. 

"Nos tomó por sorpresa pero ya salimos con la campaña de 'Sí al choripán', estuvimos en San Lorenzo y en Boca y esta semana estaremos haciendo una choripaneada en el Obelisco y vamos a seguir el domingo en cancha de River juntando firmas y con la volanteada", declaró, haciendo hincapié en la lucha para tratar de continuar trabajando. En este sentido, resaltó que recibió "total apoyo por parte de los hinchas, que no dudaron en firmar", y destacó la fuerza que tomó esto en las redes y en el periodismo. Aproximadamente, consiguieron más de 5000 firmas.

 

Foto: VEP.CTEP

 

Respecto de la decisión del Gobierno de la Ciudad, publicada en el Boletín Oficial la semana pasada, en la que veda la elaboración y expendio de productos alimenticios en las inmediaciones de los estadios de fútbol de la Ciudad en los días y horarios en que se lleven a cabo eventos deportivos, hizo una reflexión. "La medida ya de por sí la sacaron con un discurso de que es para cortarle el negocio a los barras bravas y eso es una venta de humo gigante. No somos barras ni el negocio de ninguno. Somos laburantes que buscamos el mango en las canchas", haciendo referencia a la acusación que pesa sobre ellos.

Además, Dorigo relacionó la medida de la Ciudad con un contexto político. "Después decían que era por el embotellamiento y el tema de seguridad. La verdad es que se dice esto por campaña en año electoral y nada más, y el común de la gente no lo está bancando", resaltó. En tanto, aseguró que: "Tenemos la esperanza de poner nuestra voz como trabajadores porque ahora solo se escuchó la del Gobierno de la Ciudad instalando esto de los negocios de la barra. Por eso estamos con esta campaña para instalar en los medios y visibilizar nuestra realidad, para que la gente entienda y vea y corrobore que no es así". 

 

Foto: VEP.CTEP

 

Desde la Confederación aseguraron que ya hubo antecedentes con medidas similares y citó el ejemplo de Avellaneda."Yo creo que no tienen mucho margen sobre esta medida, porque ya tenemos experiencia por ejemplo en el Municipio de Avellaneda que para los partidos de Racing e Independiente se regularizaron las parrillas que están afuera y nosotros fuimos parte de ese esquema de regularización", expresó. Además, sostuvo que si "hay voluntad se puede regularizar, que además esto lo venimos pidiendo desde hace un año".

Por otro lado, afirmó que no tuvo comunicación con fuentes oficiales. "No tuvimos contacto pero estamos tratando de lograr abrir una mesa de diálogo y negociación, por eso estamos llevando adelante este plan de lucha que empezó el sábado y ahora va a continuar esta semana".

En tanto, desde el mismo movimiento le ofrecen al Gobierno de la Ciudad una alternativa para poder seguir trabajando: "Lo que hay que hacer es regularizarnos y tiene que haber controles bromatológicos. Nosotros tenemos Monotributo Social y libreta sanitaria, el resto depende del Gobierno que genere las políticas específicas para que se pueda hacer, nosotros no nos negamos a cumplirlos". 

Dorigo destacó, también, la diferencia de los precios que se manejan afuera de las canchas como adentro, y sostuvo que "son una locura y no alcanzan". A su vez, argumentó que esta medida puede haber sido impuesta para darle lugar a los foodtrucks "y que ciertas empresas puedan explotar ese negocio". 

Por último, desmintió que la prohibición de las ventas tenga relación con la higiene, ya que "no lo plantearon", y que "los permisos los tenían pero ellos los revocaron".

 

RITUAL Y SOLUCIÓN:

Dorigo, además de ser responsable de la rama de vendedores y artista en espacios públicos, es un fanático del fútbol y afirmó que va seguido a la cancha a disfrutar de los partidos. Debido a esto, resaltó que el choripán en una cancha de fútbol es una especie de ritual para el fútbol argentino. "No sólo están dejando a muchas familias sin su fuente de trabajo sino también están cortando una tradición. Parte de nuestro folklore es a la previa o a la salida compartir un chori o un paty y no solo ir a ver el partido e irte". Y afirmó que "es parte de la cultura popular, y querer cortarlo no tiene sentido. Es parte de la lógica de este Gobierno que parece que todo lo popular es mala palabra".

Con motivo de esta iniciativa, ya se determinó que la choripaneada en el Obelisco será el próximo jueves 7 desde las 12hs.