Los clubes de Primera D subsisten como pueden en este 2022. Transcurriendo los primeros días del mes de abril, la categoría aún no empezó a jugarse de forma oficial en búsqueda de un ascenso a la C y algunas instituciones deben pasar hechos lamentables, y este fue el caso de Yupanqui en las últimas horas:

La entidad comenzó un plan de obra para alambrar el perímetro del predio pero, durante la madrugada, los pilares y el tejido fueron destrozados en Ciudad Evita. Vale destacar que el Polideportivo, donde se comenzó a erigir el estadio del Trapero, se encuentra sobre la calle Bevilaqua al 1500, y en el fondo, se encuentran los terrenos en cuestión.

Ante tamaño acto, el club, con su presidente Dante Majori a la cabeza hizo la denuncia correspondiente y están a la espera de poder juntar la plata otra vez, comprar todo de nuevo y colocar el cierre de todo el perímetro del predio, además del avance en la investigación para dar con los responsables.