(De la redacción de DOBLE AMARILLA) El palista argentino Rubén Rézola donará su bono que recibió por parte del ENARD para ayudar a los trabajadores más necesitados por la crisis del coronavirus.

Una gran actitud en estos momentos difíciles. El Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo decidió darle una ayuda económica de 10 mil pesos por dos meses a todos los deportistas becados por la pandemia del COVID-19. Sin embargo, el deportista argentino decidió que ese ingreso vaya para los trabajadores que actualmente no pueden llevar dinero a su casa por la crisis sanitaria. 

"La idea de esta iniciativa es que cada quien pueda solidarizarse con personas arriesgan su vida todo el tiempo y que no tienen otra opción, a quienes más lo necesitan, a un amigo, familiar, conocido. A quien realmente crean ustedes que lo necesite", expresó Rézola en diálogo con Doble Amarilla.

"Yo me crié en un barrio muy humilde y me lo inculcó mi familia de poder ayudar. Y si esto puede contagiar para que cada uno pueda donar lo que puede a los que la están pasando más mal, será genial. Ojalá mucha gente pueda contagiarse de este mensaje", agregó el palista santafesino que a sus 28 años ya fue dos veces olímpico en Londres 2012 y Río 2016.

Otro de los deportista que imitó esta iniciativa fue el remero Brian Rosso, que decidió donar este bono del Enard a la Municipalidad de Mar del Plata, y así lo expresó en un comunicado en su cuenta de Twitter.

 

Brian Rosso on Twitter

El remero marplatense está en litigio con la Asociación Argentina de Remeros Aficionados (AARA), que el último 11 de marzo lo sancionó por seis meses por “indisciplina” y que lo hacía perderse el Preolímpico de Río de Janeiro, que iba a disputarse del 2 al 5 de abril. Sin embargo, por esta postergación de los Juegos habrá que ver si es reprogramado para luego del 10 de septiembre, cuando vence la sanción y puede buscar su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.