Matias Bonanno, jugador de KRÜ Esports, se consagró campeón de la Qualy de Sudamérica en vistas a las Global Series de FIFA 21 y se posicionó como el mejor de toda la región en lo que va de la temporada.

El club del Kun Agüero que fue presentado semanas atrás tuvo a su representante participando de la primera instancia de este torneo a finales de noviembre. En esa ocasión, llegó al Top 4 mediante el bracket de ganadores tras superar ocho duras eliminatorias.

Los otros tres competidores eran brasileños. El panorama era complicado. Los servidores se encuentran en Brasil y las conectividades son un jugador más dentro de cada partido. A pesar de eso, había confianza en la previa y eso lo llevó a quedarse con la primera ronda por un global de 6-5 ante Nathan Ribeiro.

Quedaba un paso más. Aunque Bonanno contaba con una pequeña ventaja ante su rival en la gran final: el argentino podía perder una serie ya que llegaba a dicho encuentro por el bracket de ganadores. Algo que ocurrió cuando se cruzó con Paulo Neto, jugador del Atlanta United de Estados Unidos.

 

 

Ahora estaban iguales, no había lugar para cometer un error. Y el momento que tanto esperaba el jugador, estaba a un triunfo de concretarse. "Mi objetivo en FIFA 21 será clasificar a algún torneo internacional", le decía Bonanno a Doble Amarilla tras ser el campeón nacional de FIFA 20. La gloria estaba a la vuelta de la esquina.

Primera final. Victoria 2-0. Algunos dicen que es el peor resultado, pero ¿Qué mejor para Matias que ganar en la ida por dos goles y obligar a su rival a jugar incómodo y desesperado? Faltaban 90 minutos.

Comenzó la vuelta y más pronto que tarde, el brasileño logra descontar. La serie estaba 2-1 y quedaba mucho por jugar. Pero la historia tenía un capítulo más para contar y sería con final feliz para el argentino que logró el empate y más allá que Paulo marcó otro gol, no le alcanzó para forzar el alargue.

Argentina se consagró campeón, porque no era KRÜ o Bonanno quien estaba ahí, era un jugador argentino bancado por el resto de la comunidad hispanohablante. La alegría no es siempre brasileña.

 

 

La palabra de los protagonistas

"Estoy muy contento, nunca esperé ganar el primer torneo al que clasificaba. Creo que en la primera serie de la final me faltó la suerte que tuve en la revancha. Cuando no me salían las cosas intenté calmarme, pude aguantar el resultado y terminó de la mejor manera. Estoy muy feliz", expresó Bonanno tras la consagración.

Por su parte, Sergio Agüero (CEO del club) reveló: "Fue muy emocionante seguir la final de Matías. Estaba tan nervioso como él. Jugó muy bien y estoy orgulloso que haya representado de la mejor manera al equipo. Lo felicito a él y a todo el staff deportivo de KRÜ que hizo un gran trabajo este fin de semana".