(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este martes se conoció una denuncia contra Carlos Tevez y el concejal Facundo Coudannes por romper la cuarentena en Maipú. El 'Apache' pasó cuatro meses de la cuarentena en su estancia, ubicada a 8 kilómetros de la ciudad.

El Intendente de Maipú, Matías Rappallini, dialogó en 'De una con Niembro', y dio detalles sobre la situación que se generó en torno al jugador. "Tevez tiene una estancia a 8 kilómetros de Maipú. Al mediodía me pidió una audiencia y charlamos, él estaba enojado por los dichos que se produjeron tras las fotos que se filtraron", comentó.

"Tevez me contó que invadieron su propiedad para pedirle una foto. Él accedió a sacársela, pero me manifestó que en ningún momento jugó un partido de fútbol", señaló. Luego, agregó: "Más allá que en Maipú estemos en fase 5, no están permitidos los picados. A las personas que invadieron la estancia de Tevez, se les labró un acta. Él me dijo que no pensó que la gente iba a hacer lo que hizo".

Este martes por la tarde, desde el Municipio emitieron un comunicado informando los hechos. El escrito indicaba que Tevez "manifestó que las personas que ingresaron a su campo lo hicieron sin autorización previa y violando la propiedad privada".

 

Al respecto, Rappallini confirmó que el texto oficial fue pedido del futbolista de Boca. "Me pidió si podíamos sacar ese comunicado. Me solicitó que aclaremos la situación que sucedió el domingo en la estancia de él. Ayer también volvió a aparecer gente en la casa", confirmó.

 

LA RESPUESTA DE CARLOS TEVEZ:

El futbolista contó los hechos ocurridos este fin de semana en diálogo con Intratables. Aseguró que sólo se sacó una foto con la gente que se acercó hacia su estancia y desmintió haber disputado un "picado".

"Cuando veo la foto digo, está bien, no puedo desmentir todo lo que se dice. Hoy a la mañana llega un patrullero a mi casa con una orden por la violación de cuarentena y dije 'esto es una joda'. Yo estoy en mi propiedad. No es verdad", expresó el 'Apache'.

Luego, contó que la foto se viralizó en las redes con la leyenda: 'Sueño cumplido, jugar un picadito mi ídolo'. "Es gente que no conozco, no sé ni quiénes son. Dicen vecinos, pero están a 24 hectáreas", confirmó. "Me pidieron una foto, me la saqué y ellos se fueron", agregó, visiblemente molesto, y dijo que es la segunda vez que lo involucran "en un caso así", luego de la filtración de su viaje a Tandil para jugar al golf.

También comentó cuál es su situación actual: "Estoy aislado, entrenando, tengo mi cancha, entonces entreno vía Zoom con el plantel. Yo estoy tranquilo, tengo a toda mi familia. Solamente sale una persona a comprar, vuelve y no tenemos contacto con nadie. Estoy sin tapabocas porque estoy en mi casa. No fui a ningún lado". "La primera no dije nada, ya a la segunda salgo porque la situación fue así. Seguramente va a haber un juez. Estamos tratando con mi representante de que este tipo demuestre que estuve jugando un picado, porque no es verdad", consideró el futbolista.

Por último, reveló que se encuentra viviendo "muy de cerca" la situación de coronavirus. "Tengo gente cercana que la está pasando muy mal, mi suegro y mi suegra estuvieron internados pasándola mal. En esta nos tocó a todos, por eso estoy sensible y enojado con la situación", concluyó.