El Porsche 911 que Diego Maradona utilizó durante su paso por Sevilla tiene nuevo dueño. Según informó la casa internacional de subastas Bonhams, un coleccionista adquirió el coche en una subasta que tuvo lugar en París. ¿La cifra abonada? €483 mil, alrededor de u$s 578 mil.

El auto de carreras se encontraba guardado en la cochera de una villa que Diego alquilaba al torero Juan Antonio Ruiz Román. Así fue hasta que Maradona decidió marcharse de España en 1993, antes de llegar a Newell's Old Boys. ¿Luego? Un individuo de la Isla de Mallorca lo adquirió y lo mantuvo por 20 años. Además, después, el coche estuvo en manos de varios coleccionistas franceses.

“Era un espectáculo habitual ver a Maradona en el Porsche en su trayecto hacia y desde los entrenamientos de fútbol. Maradona demostró que su pie derecho era tan dominante en el coche como el izquierdo con la pelota, ya que la policía armada lo detuvo por saltar una luz roja y acelerar a 180 km/h en el centro de la ciudad”, recordó el sitio, de acuerdo a lo que consigna Infobae.

No fue el primer Porsche de Maradona: en 1980, con 19 años y antes de pasar a Boca desde Argentinos Juniors, patentó un modelo 924 negro que vendería tras su marcha al Barcelona de España. Pelusa también manejaría Fiat, Renault y BMW, entre otros.

 

FOTO: REUTERS/Johanna Geron