(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El fútbol es deporte de pueblo. Y nunca mejor dicho, porque no hay clase social para el niño o niña que tiene sueños y piensa en jugar a la pelota y en llegar, con talento y algo de suerte, a Primera División. A partir de ahora, gracias a una iniciativa promovida por el flamante Director de Selecciones Nacionales César Luis Menotti, todos esos sueños tendrán terreno fértil para crecer. Luego de juntarse con diversas organizaciones sociales, nació Villas Unidas, el primer club del país que nuclea niños y niñas carenciados y carenciadas.

Fue la Escuela de Entrenadores encabezada por el Flaco la que convocó a diversas entidades vinculadas con lo social para hacer posible esta increíble iniciativa que junta a niños y niñas ''villeros'' de la Provincia de Buenos Aires.

 

 

 

 

 

La institución servirá como escuela de aprendizaje de vida, como manera de alejar a niños y niñas de malas costumbres y hábitos de la calle y como una posibilidad de desarrollo. ¿Dónde se dio a conocer? En Excursionistas, este jueves al mediodía.

"Defiendo que la pelota corra en los barrios y sirva para que un niño pueda expresarse sin ninguna otra distinción que la alegría del juego. Y por más que te llames Maradona, Messi, Di Stéfano, en el barrio se aprende que solo no se puede, que se necesita de los compañeros. Yo nací en el barrio y jugando al fútbol aprendí que ahí éramos todos: yo, compañeros y también los vecinos. Cuando parece que el deporte les pertenece a las medallas de oro aparece algo como esto. Y yo quiero estar comprometido a muerte", manifestó Menotti. Para enmarcar.