(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Argentina no pudo con España y cayó en la final del Mundial de China por 95-75 para lograr el segundo subcampeonato del mundo luego del logrado en Indianápolis 2002. De esta manera, Argentina sigue teniendo además de estas dos medallas de plata mantiene el único título logrado en 1950 en el primer Mundial cuya final se disputó en el Luna Park.

Como en aquella final perdida en 2002 ante Yugoslavia, Argentina no pudo en el último partido de la Copa del Mundo al caer ante España en un encuentro donde el equipo europeo logró repetir la conquista obtenida en Japón 2006.

Argentina llegó a la final de manera invicta: en el Grupo B, ganó sus tres partidos frente a Corea del Sur (95-69), Nigeria (94-81) y ante Rusia (69-61). En la segunda ronda, los resultados fueron igual de buenos: 87-67 contra Venezuela y 91-65 a Polonia. En cuartos de final, el Alma dio un golpe sobre la mesa al vencer por 97-87 a Serbia. En semifinales, derrotó a Francia por 80 a 66.

España, por su parte, había llegado a esta instancia tras ganarle 95-88 a Australia en un partido ajustado de semifinales. Previamente, derrotó por 90-78 a Polonia en cuartos. Previamente, derrotaron por 101-62 a Túnez, 73-63 a Puerto Rico y 73-65 a Irán en el Grupo C. En la segunda ronda, Marc Gasol y compañía se impusieron por 67-60 contra Italia y 81-69 ante Serbia.

 

Basketball World Cup on Twitter

 

El estigma España. Argentina sólo ganó un duelo en los últimos 15 años pero el camino recorrido vale el reconocimiento porque el conjunto albiceleste hizo un torneo excepcional y volvió a subirse a un podio. La única victoria ante España continúa siendo en el Mundial Turquía 2010: 86-81 en el partido por el quinto y sexto puesto. Previamente, España había cosechado triunfos ante Argentina en semifinales de Japón 2006 por 76-75 y 68-67 en el Grupo D de Grecia 1998. En los Juegos Olímpicos, España también se impuso en ambos partidos: 87-76 en la fase de grupos de Atenas 2004 y 92-73 en la ronda inicial de Río de Janeiro 2016.

En el partido por el tercer puesto, Francia le había ganado por 67-59 a Australia, que tiene el triste récord de sumar diez derrotas en partidos por medallas tanto olímpicas como mundiales.