(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Gendarmería dispuso un operativo de allanamiento en la sede de Camioneros ubicada en Constitución. En el lugar estuvieron presentes los líderes del sindicato, Hugo y Pablo Moyano. Además, se realizaron otros 11 operativos en diversos domicilios.

Los allanamientos entraron en el marco de los que denegó el juez Carzoglio y que, posteriormente, fueron autorizados por Brenda Madrid, la Jueza que está en lugar del suspendido Carzoglio. 

Existe una tensión grande desde hace meses entre el suspendido Carzoglio y el Fiscal Sebastián Scalera, quién le había pedido al magistrado la detención de Pablo. El Juez denegó este pedido y denunció "carpetazos" y "presiones" para meter preso a los Moyano. Del lado de Scalera creen que existió una suerte de "arreglo" entre las máximas autoridades de Independiente y el Juez para morigerar su situación judicial.

Incluso, Scalera pidió investigar si las celdas de comunicación utilizadas por los los celulares de los Moyano y de Carzoglio habían coincidido en un mismo lugar en Barracas, dónde presuntamente se reunieron.

Ahora, mediante estas investigaciones, se busca determinar si existen vínculos entre los Moyano y Pablo "Bebote" Álvarez, ex Jefe de la barra del Rojo, que se encuentra preso desde octubre de 2017, por esta misma causa. Según pudo saber Doble Amarilla, en una de sus primeras declaraciones a la Justicia, "Bebote" señaló la sede de "Camioneros" como uno de los lugares dónde podía encontrarse documentación y hasta armamento.

“Si me quieren meter en cana, que me metan. Yo no voy a disparar, ya saben dónde vivo. Hace 25 años que vivo en Barracas", sostuvo Hugo Moyano.

El sindicalista apuntó contra la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y al presidente Mauricio Macri. "Ya está yo me entrego. Si quieren que me metan en cana, pero después que se la banquen. Ellos no van a poder con esto".

"Hay más de 150 gendarmes, esto es un circo", indicó Pablo Moyano, en declaraciones a la prensa. En declaraciones a "Navarro 2019", fue aún más duro: "Nos tratan como si fuéramos delincuentes. Los delincuentes están en Balcarce 50 y en el ministerio de Seguridad. Se creen que tirándonos a la Gendarmería vamos a aceptar la reforma laboral o paritarias a la baja", indicó.

En repudio a los allanamientos, el Frente Sindical para el modelo nacional sacó un comunicado y calificó a lo ocurrido como una "inadmisible persecución contra Hugo y Pablo Moyano". "Rechazamos y exigimos que cese esta persecución inadmisible contra Camioneros y su conducción que siempre han estado a derecho, a la par que ratificamos el estado de alerta y movilización, así como la continuidad del plan de acción exigiendo el cambio de la política económica que hambrea al Pueblo", cierra el texto.

 

infocamioneros on Twitter