(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Los Ángeles Lakers le dijo adiós a Kobe Bryant tras una ceremonia donde vislumbró un potente y emocionante discurso de LeBron James: "Sigues viviendo, hermano".

La ciudad sigue conmocionada por la muerte del ídolo basquetbolista y la noche del viernes tuvo un homenaje en el estadio donde supo brillar y conseguir cinco anillos de la NBA. En la ceremonia que se realizó para despedirlo hubo cánticos, flores y hasta un discurso del ídolo de la actual plantilla.

"Celebramos 20 años de carrera de alguien muy especial, de alguien que exigió su cuerpo al máximo, que trabajó horas innumerables en la cancha y en el gimnasio. Eso debe servir de inspiración para que cada uno de ustedes sea en su vida lo mejor que pueda ser. Esto debe ser una celebración de alguien que fue un hermano desde que yo estaba en el secundario, cuando llegué a la NBA con 18 años", expresó LeBron James.

El Staples Center vivió el primer partido oficial que disputan Los Angeles Lakers desde la partida de la leyenda norteamericana. El equipo púrpura y oro perdió ante los Portland Trail Blazers por 127 - 119. Sin embargo, el resultado pasó a ser una anécdota. "El hecho de que esté yo aquí, da como mensaje que quiero continuar con su legado no solo en esta temporada, sino en todo el tiempo que me quede jugando al básquet. Sigues viviendo, hermano", concluyó LeBron.