El alero estrella LeBron James sigue con su objetivo de superar a la gran leyenda de Michael Jordan dentro de la historia del básquet de la NBA y este domingo dio un paso más al conseguir su cuarto título de campeón y premio de Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales.

Lo hizo después de que Los Ángeles Lakers vencieran por 106-93 a Miami Heat en el sexto partido de las Finales de la NBA que ganaron por 4-2 al mejor de siete.

NBA on Twitter

 

Una vez más, LeBron James fue la gran figura que guio a los Lakers a su decimoséptimo título de campeones de la NBA, empatados con los Celtics de Boston, como los mejores de la historia, en apenas su segunda temporada con el equipo angelino.

“Le dije a Jeanie [Buss] cuando vine aquí que iba a volver a poner a esta franquicia en el lugar que le corresponde. Su difunto y gran padre lo había hecho durante muchos años y ella asumió ese mismo papel tras ello. Como parte de una franquicia histórica como esta, es un sentimiento increíble. No solo para mí. Sino también para mis compañeros, para la organización, los entrenadores y todos los que están aquí. Sólo queremos respeto. Rob [Pelinka] quiere respeto. El entrenador [Frank] Vogel quiere respeto. Nuestra organización quiere respeto. La Laker Nation quiere respeto. Y yo también quiero un maldito respeto”, señaló King James con el título de MVP en la mano.

“Todos queremos ver mejores días, y debemos continuar empujando contra las injusticias y a favor del voto, contra todo lo que es lo contrario al amor. Si podemos hacerlo, Estados Unidos será un país que podremos amar mejor todos”, comentó James, que agradeció la tarea de Adam Silver, la NBA y la NBPA para montar la burbuja en el Walt Disney Resort en medio de un mar de incertidumbre por la pandemia del coronavirus y las protestas raciales. 

James, que fue un gran impulsor del 'BlackLivesMatter' y se enfrentó mediáticamente hasta con Donald Trump, no desaprovechó su nuevo momento de gloria para además de realizar este reconocimiento a la organización sin ningún positivo de coronavirus entre los jugadores, para facilitar los esfuerzos de los equipos para alzar la voz sobre temas de justicia social y racial.

"Creo que sobre las conversaciones sobre la injusticia social, la supresión del voto, la brutalidad policial, todos podemos decir que tener esta plataforma, que nuestros jugadores fueran capaces de unirse así, es algo que se echará de menos", afirmó en un tono claramente dirigido hacia la Casa Blanca.

NBA TV on Twitter

 

"No puedo sentarme aquí y decir que uno es más desafiante que el otro o que uno es más difícil que el otro. Solo puedo decir que nunca he ganado con esta atmósfera. Ninguno de nosotros lo ha hecho. Nunca hemos sido parte de esto", reflexionó después de pasar tres meses aislado en esa ciudad del estado de Florida.

"(El aislamiento) juega con tu mente, juega con tu cuerpo. Estás alejado de algunas de las cosas a las que estás tan acostumbrado y que te hacen el profesional que eres. Así que esto está ahí arriba como uno de los mayores logros que he tenido", subrayó el astro que devolvió la gloria a los Lakers después de 10 años.